FANDOM


- Asgard -




La Batalla contra los Dioses Guerreros de Asgard

En la tierra de Asgard, Hilda que es la representante de Odin en la tierra, reza frente a los glaciares para mantener la paz en el mundo. De pronto una luz atraviesa el mar llegando hasta Hilda.

Se escucha una voz que intenta persuadir a Hilda para que luche contra Athena y sus caballeros. Hilda se niega pero entonces una gran ola la cubre. Ahora Hilda tiene en su dedo la sortija del Nibelungo. Hilda convoca a los Dioses Guerreros de la leyenda del norte y les da sus armaduras. Luego en el santuario, Aldebarán es sorprendido por una ráfaga fría y es derrotado. Saori se encuentra en su mansión con Tatsumi, Kiki y los Caballeros de Bronce. Un cosmos maligno aparece, es Syd de Mizar Zeta quien quiere acabar con Athena. Los Caballeros de Bronce intentan detenerlo pero es inútil. Syd vuelve al ataque pero una cadena detiene su golpe. Shun y Seiya aparecen y salvan a Saori. Seiya pelea pero es herido, entonces Shun continúa la batalla. Syd se adentra en el bosque y Shun lo persigue pero es derrotado. Ikki aparece para salvarlo. Luego aparecen también Shiryu y Hyoga. Todos los caballeros poseen ahora nuevas armaduras. Seiya regresa y vuelve a pelear. Esta vez Syd es herido y decide retirarse. Hyoga se va a Asgard a averiguar que sucede, Shiryu va a los cinco picos a preguntar a su maestro. Ikki también se marcha. En Asgard Hyoga es capturado y torturado pero Fler, la hermana menor de Hilda, le pide que salve a su hermana ya que su corazón se ha vuelto maligno. Hyoga ayuda a escapar a Fler y después de unas luchas contra los guardias llegan a donde Athena, Seiya y Shun esperaban. Luego llega Hilda con los Dioses Guerreros y ataca a Athena. Hilda se retira hacia su castillo. Athena decide orar para mantener el hielo congelado mientras sus caballeros se dirigen al castillo derrotando a los Dioses Guerreros. Fler se queda con Athena



Los tres caballeros, Seiya, Hyoga y Shun encuentran a Thor y la batalla comienza. Sus ataques no dan resultado y Thor los ataca con sus hachas. Shun y Hyoga quedan inconscientes y Seiya debe pelear solo. Seiya pelea pero sus ataques no hacen efecto sobre Thor quien lo golpea duramente con su "Hércules Titánico" y deja inconsciente a Seiya. Seiya escucha la voz de Marín y recuerda sus batallas contra los caballeros dorados. Se pone de pie y logra detener el ataque de Tor. Luego lo estrella contra el suelo congelado. Thor se levanta y golpea una vez mas a Seiya haciéndolo caer a un risco de una especie de precipicio. Thor baja y se dispone a darle el golpe final pero Shiryu salva a Seiya. Shiryu le explica el maestro de los cinco picos le dijo que para cortar el hechizo mágico del anillo Nibelungo deben derrotar a los 7 Dioses Guerreros y obtener sus piedras guardianas, los zafiros de Odin. Luego con los 7 zafiros juntos se podrá obtener la espada sagrada de Odin y con ella destruir el anillo del Nibelungo. Seiya comprende y decide pelear solo contra Tor. Shiryu avanza a buscar a Shun y Hyoga. Seiya es golpeado nuevamente y cae al borde del precipicio. Thor se dirige a buscar a los otros tres caballeros. Mientras Athena le habla a Seiya con su cosmos. Thor llega con los otros tres caballeros pero Seiya interrumpe nuevamente. Thor ataca con su hércules titánico y Seiya con su meteoro. Seiya sale vencedor y obtiene el zafiro de Odin. Los cuatro caballeros están enterados de la situación y deciden separarse. El cuerpo de Thor es cubierto por la nieve


 Shiryu avanza por la espesa nieve y recuerda el sacrificio de Shura para salvarlo. Llega a una cascada congelada y de pronto muchos lobos lo atacan. Los lobos cubren todo su cuerpo pero Shiryu con su Dragón se los saca de encima.   En ese momento aparece Fenrir quien ordena a los lobos retirarse ya que él peleara con el Dragón Shiryu. Fenrir utiliza sus Garras y lastima la cara de Shiryu quien se cubre como puede con su escudo. La sangre empieza a brotar en su rostro y no puede ver bien. Shiryu sigue siendo atacado y después de mas ataques cae al suelo lleno de sangre. Shiryu se levanta antes de que Jin, el lobo amigo de Fenrir, lo atacara pero es golpeado por Fenrir. Shiryu recuerda a Shura y su sacrificio y vuelve a levantarse. Le explica a Fenrir que Hilda fue poseída por el mal y que solo reuniendo los 7 Zafiros de Odin pueden salvarla. Fenrir no escucha y lo ataca nuevamente. Él recuerda su infancia cuando un día salió a cabalgar con sus padres y los mejores amigos del padre. De pronto un oso enorme ataca a su padre, y los amigos huyen rápidamente. El oso mata al padre y luego a la madre pero cuando esta por matar a Fenrir un grupo de lobos aparece y lo salvan. Desde ese momento se hizo amigo de Jin y junto a los lobos cazaba, jugaba y dormía. Fenrir perdió toda la confianza en los hombres y sus únicos amigos son los lobos. La batalla continúa y los lobos vuelven a atacar a Shiryu pero el cosmos de Athena los duerme. Después de mas ataques, Shiryu se percata de la cascada congelada detrás de Fenrir. Eleva su cosmos una vez más y lanza su Dragón hacia la cascada. Se produce una avalancha en la que Fenrir pierde la vida. Shiryu toma el zafiro Odin de Fenrir pero cuando éste se va Jin lo ataca y ambos caen por un risco.


Hyoga continúa su camino pero se encuentra con otro dios Guerrero. Es Hagen de Merak Beta. La batalla comienza y ambos utilizan sus ataques. Ninguno parece ser efectivo. Hagen decide entrar en una cueva y se va mientras Hyoga lo persigue. Fler se da cuenta de que Hyoga y Hagen están peleando. Esto es lo último en el mundo que ella quiere por lo que va al lugar a detenerlos. Dentro de la cueva Hagen espera a Hyoga en medio de un lago de lava. Esta cueva la utilizaba de niño para entrenar y perfeccionar sus técnicas. Hyoga llega y es atacado por el "Rayo de Fuego" de Hagen. Hyoga se encuentra en dificultades ante semejante calor. Hagen continúa atacando con mas furia, celoso por la amistad que hay entre Fler y Hyoga. Finalmente llega Fler quien intenta detenerlos y se pone delante de Hyoga. Si Hagen quiere matar a Hyoga antes tendrá que matarla a ella. Hagen duda pero comprende que su deber como dios Guerrero es más importante que su amor a Fler y ataca. Hyoga cubre a Fler quien es lastimada y queda a un costado. Hyoga ahora está furioso y se prepara para realizar la Ejecución Aurora. Hagen hace lo mismo, eleva su cosmos y prepara su ultimo Rayo de Fuego. Ambos lanzan sus ataques y después de una lucha el poder de Hyoga vence a Hagen. En ese momento llega Kiki quien se hace cargo de Fler. Hyoga entierra el cuerpo de Hagen en la nieve y sigue su camino. Mientras tanto Kiki lleva a Fler a una cabaña.



 Seiya se encontraba avanzando por un estrecho camino donde había un risco. Seiya agotado por los golpes de Thor y cae sin embargo recuerda la ayuda que los Caballeros de Oro le habían dado vertiendo su sangre sobre las armaduras para restaurarlas. Seiya se levanta y comienza a escalar el acantilado. Mientras tanto Shun escucha una hermosa música. Se trata del Dios Guerrero Mime de Epsilon. Shun lo ataca con su cadena pero ésta se frena enfrente de él. Mime crea imágenes falsas de sí mismo y engaña a la cadena, atacando luego a Shun con su ken. Shun sigue atacando con la cadena pero es inútil, ésta no logra encontrar al enemigo. Mime le pregunta por qué pelea si no le gusta hacerlo, le dice que una batalla solo trae otra batalla. Shun recuerda sus anteriores batallas con los caballeros dorados y duda. En ese momento escucha el cosmos de Ikki que le dice que no se rinda ya que su batalla tiene un sentido, salvar a Athena y al mundo del desastre. Shun todavía no esta muy seguro pero cree en lo que dice su hermano. Mime utiliza nuevamente sus ilusiones para confundirlo pero está saliendo el sol y Shun ve la sombra del verdadero Mime. Lo ataca con su cadena la cual se enrolla en el brazo de Mime pero luego éste se las quita de encima con un simple movimiento. Shun comprende que su cadena es inútil con éste enemigo y decide sacarse la armadura. Shun eleva su cosmos y utiliza la tormenta nebular pero a Mime parece no afectarle entonces Shun desprende todo su poder. Mime sale volando pero con la cuerda de su arpa (que es parte de la armadura) logra sujetarse de una de las columnas de las ruinas en donde se encontraba peleando. Mime utiliza su ataque de cuerdas atrapando a Shun con ellas y comienza a tocar una melodía. Cuando ésta se acabe significará la muerte. Shun pelea por liberarse pero parece inútil. Mime toca el último acorde pero de pronto algo corta las cuerdas. Son las plumas del Fénix quien llega para pelear en lugar de Shun. Mime ataca a Ikki con su ken pero lo logra esquivar ya que la técnica es muy parecida a la de Saga, el Caballero Dorado de Géminis. Mime utiliza ahora sus ilusiones combinadas con su ken pero Ikki tampoco es afectado. Mime recuerda su infancia cuando tocaba el arpa. Su padre era muy respetado como un gran guerrero y le quería enseñar a pelear a Mime. Su padre rompió su arpa y lo obligo a entrenar. Cuando Mime pudo dominar el ken fue a decírselo a su padre. No encuentra a su padre en la casa pero encuentra una foto de su madre con un hombre que no reconocía. Su padre llega y le explica que las personas de la foto son sus padres y que él se vio obligado a matarlos a ambos. Afuera de la casa Mime furioso ataca a su padre con su ken y lo mata. Mientras tanto Ikki utiliza su ken de la ilusión y Mime empieza a recordar su pasado. Mime se da cuenta de que el hombre de la foto era el amante de su madre y que su verdadero padre era quien había cuidado de él todo este tiempo. Su padre luchaba con el hombre de la foto y le lanza su ken, pero en ese momento su madre se interpone en la trayectoria y ambos mueren. Mime recuerda otros sacrificios que su padre hizo por él y finalmente recuerda el momento en que lo mató con su ken. Mime, sabiendo la verdad, ahora esta furioso. Ikki le dice que la ha matado ha su propio padre. Mime lleno de odio ataca a Ikki con su Réquiem de cuerdas y con éste atado empieza su melodía. Shun intenta ayudar a Ikki pero éste lo detiene ya que ahora la batalla es suya. Ikki eleva su cosmos y se suelta de las cuerdas a costo de su armadura. En el aire Ikki ataca a Mime con su poder de Fénix. El arpa de Mime se rompe y éste cae en el suelo. Mime se quita la armadura y decide atacar a Ikki con todo su poder. Ambos se atacan. Mime antes de morir le dice al fénix que si volviera a nacer le gustaría ser su amigo. Ikki le ordena a Shun irse con el zafiro de Odin y luego cae en el piso. Shun toma el zafiro y sigue adelante...



Alberich es el siguiente en pelear. Avanza por los bosques pero alguien lo ataca. Es Marín que viene a ayudar a Seiya. Ambos empiezan a pelear pero Marín no puede hacer nada. Finalmente Alberich la encierra en su coraza de amatista para tenderle una trampa a Seiya. Seiya siente el cosmos de Marín disminuir y se apresura a encontrarla. Seiya llega y aparece Alberich. Ambos pelean pero Seiya parece tener cierta ventaja. Alberich le dice que si él muere Marín no podrá salir de la amatista nunca. Alberich la dejará salir solo si Seiya le entrega el zafiro de Odin. El cosmos de Marín le dice a Seiya que no lo haga, él es un caballero de Athena y debe protegerla. Seiya comprende y se lanza al ataque. Alberich es golpeado pero después saca una espada y ataca a Seiya. Seiya se defiende pero es distraído por las palabras de Alberich y cae herido al suelo. Alberich aprovecha la oportunidad y ataca a Seiya con su coraza amatista encerrándolo al lado de Marín. Hyoga es el siguiente en llegar y la batalla comienza. Hyoga logra congelar su espada de fuego pero ésta se descongela fácilmente. Hyoga trata de congelar sus pies pero resulta herido en el proceso y Alberich con la espada de fuego descongela sus pies. Shiryu que se había levantado estaba escalando el acantilado. Alberich utiliza su coraza de amatista y Hyoga su Ejecución de Aurora ambos fracasan y Alberich huye hacia los bosques. Hyoga lo persigue pero ya adentrado en el bosque Alberich utiliza su técnica "Unidad de la Naturaleza" que ataca seriamente a Hyoga. Shiryu llega para salvarlo y una nueva batalla empieza. Shiryu es atacado por la unidad de la naturaleza pero después de recibir varios golpes recuerda una historia que le contó su maestro sobre una batalla. Shiryu comprende que si se queda quieto y calmado los árboles no lo atacarán. En repetidas ocasiones Alberich lo distrae diciendo que Seiya está muriendo y esto hace que la concentración de Shiryu se pierda y sea atacado. Alberich también lo ataca con la coraza amatista pero es inútil contra el escudo del dragón. Shiryu sabe que si la batalla continúa va a morir entonces decide arriesgar todo en un último ataque. Shiryu se saca la armadura haciendo que Alberich utilice la coraza amatista pero como Shiryu ya vio la técnica varias veces lo derrota con su Dragón. Shiryu sabía que si seguía con la armadura Alberich lo atacaría con la unidad de la naturaleza pero si no tenía el escudo atacaría con la coraza amatista. Shiryu triunfa y la ambición de conquistar el mundo en lugar de Hilda muere junto con él. Hyoga se recupera, toma los zafiros de Odin y va a buscar a Seiya. Las corazas desaparecieron y Seiya ayuda a Marín pero ésta le da una cachetada diciendo que lo más importante es salvar a Athena. Hyoga y Seiya continúan su camino. 



Shun llega a una de las salas del castillo. De pronto otro Dios Guerrero sale de las sombras. Es Syd de Mizar Zeta. Shun recuerda su combate en la mansión de Saori. Luego llegan Hyoga y Seiya y quieren ayudar a Shun pero éste se niega. Él es el que está en mejores condiciones para pelear y lo hará solo. Seiya y Hyoga siguen su camino y Shun se queda luchando. Mientras tanto Marín ve a alguien acercarse. Es Shaina. Marín le dice que Aldebarán sintió la presencia de otro guerrero cuando se enfrentó a Syd. Y luego encontró a Kiki y Fler en una cabaña y le dijo que el Syd tenía una sombra que es otro dios Guerrero. Marín le pide a Sheena que vaya a advertirles. Shun sigue combatiendo, sus cadenas no son muy efectivas ya que por el frío provocado por Syd están congeladas. Syd usa su garra de tigre vikingo pero Shun logra defenderse con su cadena. Syd vuelve a atacar pero esta vez usa el "Impulso Azul". Shun cae al suelo mientras que Syd intenta congelarlo. Shun se levanta y Syd lo vuelve a atacar pero sigue luchando. Se quita la armadura y utiliza su tormenta nebular. Syd usa el Impulso Azul pero no es efectivo en la tormenta. Shun usa el máximo poder de la tormenta y en ese momento la sombra de Syd salta sobre él para atacarlo pero Sheena lo bloquea. Syd cae al suelo inconsciente. Sheena y Shun son atacados por la sombra quien reclama el zafiro de Odin. En ese momento llega Ikki. Comienzan a luchar y después de unos ataques el casco de Arcor cae. Arcor recuerda su pasado, cuando nacieron él y su hermano gemelo Syd sus padres decidieron que el menor debía sobrevivir solo en la naturaleza y lo abandonaron en el bosque. Un hombre lo encontró y lo adopto. Luego cuando ya eran más grandes se encontraron mientras Arcor cazaba un conejo. Arcor se dio cuenta de que era su hermano porque éste le dio su daga que era idéntica a la que tenia Syd. Desde ese momento Arcor odia a su hermano y cuando se convirtió en dios Guerrero, Arcor fue su sombra. Hilda le prometió a Arcor que si Syd moría y ocuparía su lugar con su zafiro de Odin. Arcor ataca a Ikki con la garra del tigre de la sombra del vikingo. Se siguen atacando entre los dos pero Ikki sabe que Arcor en realidad quiere a su hermano. Mientras tanto Hyoga que estaba inconsciente junto con Seiya por un ataque sorpresa usa todo su cosmos para abrir camino y que Seiya pueda continuar. Arcor ataca a Ikki y Shun se levanta para ayudarlo aunque también es derribado por Syd. Ambos hermanos se levantan para atacar a Arcor que su ataque no es efectivo. Shun cae exhausto mientras Ikki sigue luchando. Ikki usa el ken de la ilusión y Arcor saca toda su furia golpeando a Ikki. Syd se estaba despertando y toma a Ikki por la espalda. Le dice a Arcor que se apure y elimine al Fénix. Arcor se prepara pero duda ya que su hermano también moriría. Syd no aguanta más y cae al suelo. Arcor camina hacia él y lo carga en brazos. Le dice a Ikki que cuide a su hermano a cualquier costo ya que la amistad y la hermandad son un tesoro. Arcor sale del castillo y se dirige al lugar donde ambos nacieron pero la tormenta de nieve pronto los vencerá. Hyoga le entrega los zafiros de Odin a Seiya y éste sigue su camino.


 Fler ya se ha recuperado y va con Kiki al lugar donde Athena ora por Asgard. Seiya llega al patio del castillo donde se encuentra la estatua de Odin y ve aparecer a Siegfried. Seiya se propone atacar al último dios Guerrero pero sus golpes no tienen ningún efecto. Siegfried lo ataca y Seiya cae al suelo. Los zafiros de Odin se esparcen por todas partes. Mientras tanto Shiryu escucha la voz del maestro diciendo que su deber es proteger 'a Athena. Shiryu se levanta y se dirige al castillo. Los otros caballeros llegan e Ikki ataca a Siegfried pero no puede hacer nada contra él. Luego Shun lo reta pero también es derrotado. Shiryu encuentra a Sheena y ambos se ayudan a llegar donde se encontraba Seiya. Ikki intenta atacar nuevamente y Seiya aprovecha la oportunidad para atacarlo también. Seiya le explica que alguien puso el anillo del Nibelungo en el dedo de Hilda y que por eso se ha vuelto malvada. Siegfried recuerda las mismas palabras de Fler pero se niega a escuchar. Siegfried ataca a Seiya pero Sheena llega y se interpone recibiendo el golpe. Shiryu empieza a luchar y pero no puede hacer nada contra Siegfried. Recuerda la leyenda del verdadero Siegfried que cuando mató a un Dragón y se mojo con su sangre se volvió inmortal pero una hoja de árbol cayó en su cuerpo dejando desprotegida una parte, luego al ser atacado allí con una lanza murió. Shiryu es derribado pero recuerda a Shura y vuelve a levantarse. Ahora piensa utilizar la técnica del último dragón al igual que con Shura pero se da cuenta de que el zafiro de Odin también se destruiría. Siegfried lo golpea y cae al suelo nuevamente. Ahora está dispuesto a arriesgar su vida para golpearlo en su punto débil. Siegfried utiliza la ventisca del Dragón y Shiryu su Dragón Naciente. Shiryu golpea su corazón pero él también es golpeado y cae. Shiryu le dice a Seiya que tiene el mismo punto débil que él. Debe atacar su corazón en el momento que baja su guardia. Shiryu se desmaya exhausto. Seiya se pone de pie y eleva su cosmos. Hilda escucha una flauta y unas palabras. Es Sorrento de Siren. Siegfried se da cuenta de que el cosmo de Seiya aumenta y posee otros cosmos incluyendo el de Athena. Hilda ataca a Seiya pero Siegfried detiene el ataque con su mano. Esto ahora es personal. Siegfried ataca pero los meteoros de Seiya logran golpearlo en el corazón y es derribado. Entonces aparece Sorrento y explica que Poseidón, dios de los Mares, quiere ver muerta a Athena y para eso usó a Hilda con el anillo Nibelungo. Los dioses Guerreros son unos tontos ya que fueron derrotados por simples caballeros de bronce. Luego le ordena a Siegfried que derrote a Seiya para recuperar su honor. Siegfried ha escuchado todo y sabe la verdad. Se voltea y va a atacar a Seiya pero en realidad le entrega su zafiro de Odin. Siegfried se dirige contra Sorrento pero éste empieza a tocar la melodía de la muerte. Siegfried destruye sus tímpanos pero no sirve de nada ya que la melodía entra directamente al cerebro. Siegfried salta hacia Sorrento quien le atraviesa el pecho con su mano. Siegfried lo agarra con todas sus fuerzas y se eleva como Shiryu hacia su estrella guardiana. Hilda está furiosa y ahora es el turno de pelear con Seiya...

 Hilda ataca a Seiya y éste cae al precipicio que hay entre la estatua de Odin y el castillo. Seiya escucha la voz de saga que le dice que no debe rendirse. Seiya eleva su cosmos y sube el precipicio. Seiya se dirige a la estatua de Odin pero Hilda lo ataca por detrás. Los otros caballeros se interponen para ayudarlo. Luego Hilda arroja su lanza pero Ikki la detiene. Seiya llega frente a la estatua y le pide ayuda a Odin pero nada sucede. Hilda se ríe y lo ataca por la espalda entonces Seiya cae al precipicio. Los zafiros de Odin salen volando al aire y se reúnen frente a la estatua. Cada zafiro se coloca en su lugar en el cinturón de Odin y la armadura de Odin emerge. Seiya es salvado por el cosmos de Odin de seguir cayendo y le coloca la armadura. Seiya ahora está listo para pelear. Ataca a Hilda deteniendo sus ataques pero Hilda le dice que si ella muere no podrán salvar a Athena. Seiya lo piensa pero es golpeado por Hilda con el poder del anillo Nibelungo y cae al suelo. Seiya escucha una voz desde la armadura. Es la voz de Odin y le dice que la sangre derramada por los dioses Guerreros lo ha despertado. Asgard siempre fue una tierra que soportó el tremendo frío para que los hielos no se derritieran y que en el mundo hubiera paz. Le dice a Seiya que no debe dudar, levantando la espada con valor logrará salvar a Hilda. 'Seiya se levanta de nuevo y ataca a Hilda una vez más. 'Rechaza sus ataques y esta vez ataca a Hilda con la espada. Hilda cae y el anillo del Nibelungo se rompe. Alrededor de Hilda se forma un charco de sangre. Asgard' empieza a destruirse. La armadura de Odin regresa 'a la normalidad. Seiya está furioso porque no pudo salvar a Athena. Hilda se levanta y se dirige a la armadura de Odin.' Toma la espada por el filo y se corta. Comienza a orar a Odin para que perdone todos sus pecados.' El cosmos de Hilda poco a poco va reparando Asgard y los glaciares vuelven a congelarse. Los caballeros se dirigen a donde está Athena mientras Hilda 'sigue orando....

Todos llegan donde Athena y le gritan para que se despierte. Saori lentamente lo hace y todos están felices pero detrás de Athena se forma un remolino en el mar y una ola gigante los ataca a todos. Los caballeros se recuperan pero Athena ya no está. En el fondo del mar, en el templo de Poseidón, Julián sostiene a Saori en sus manos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar